Beneficios del desayuno

Publish March 20, 2018

 

La sabiduría popular, siempre ha considerado al Desayuno como la principal de nuestras comidas diarias.

¿Pero, que hay de cierto en que el desayuno sea tan importante?


Sea la comida más importante del día o no, la realidad es que después del ayuno de la noche, un desayuno equilibrado nos ayuda a conseguir  la energía necesaria para empezar el día. Exiten teorías que se contradicen, ya que favorecen dilatar el ayuno lo máximo posible.


Sin embargo, hay que tener en cuenta que,  durante el descanso nocturno, los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre, son muy bajos. Después de estar sin comer durante unas 8 horas, el cuerpo necesita aumentar sus niveles de glucosa, que es la fuente de energía del cuerpo.


Para qué sirve la glucosa


Energía para el cerebro


La glucosa es la fuente de energía para el cerebro. Se alimenta de ella, pero ni la fabrica ni la puede almacenar, así que debes consumir alimentos que te aporten glucosa. 
Así tendrás mayor concentración cuando desayunes.

Energía para los músculos


Cuando desayunas tu cuerpo obtiene de la glucosa que consumes, la energía necesaria para iniciar la actividad física. Al tener los músculos con energía, te sientes menos cansado.


¿Dónde encontrar la glucosa?


Es importante comer un desayuno saludable que contenga granos, ya que su digestión se realiza de forma uniforme y contribuye a mantener los niveles de energía durante todo el día. 


Pero, ojo, hablamos de glucosa, si ingieres alimentos muy azucarados, tendrás un subidón de glucosa con el correspondiente incremento de energía, pero en seguida tendrás una gran caída, sintiéndote cansado casi de inmediato. Tendrás hambre de nuevo y volverás a comer azúca para mantenerte, ganando más peso.


Buenas noticias: desayunar ayuda a controlar tu peso.


Está demostrado, que las personas que no desayunan, suelen tener más sobrepeso que aquellas que empiezan el dia con un desayuno nutritivo.


¿Cuál es el motivo? 


El ayuno prolongado puede aumentar la respuesta del cuerpo a la insulina, provocando el almacenamiento de grasa. Saltarse el desayuno en realidad aumenta el riesgo de obesidad.

Además, cuando te saltas el desayuno, sientes más hambre y lo más probable es que recurras a una solución rápida, descuidando lo que comes.

Desayunar de manera nutritiva te ayuda a tener una dieta más saludable, más nutritiva y baja en grasa. Por desgracia, cada vez más y más personas no desayunan. 

Te animamos a que lo hagas y compruebes el bienestar que experimentarás al tener una dieta equilibrada. 

Suscríbete al blog


Categorías

Todas

Alimentación

Deporte

Familia

Salud

Seguros