Hablemos de carencias y de preexistencias

Publish June 12, 2017

Entérate de lo que contratas

En ocasiones al recibir la visita de un comercial para explicar las ventajas de sus seguros, no se preguntan algunas cuestiones que, debido a su desconocimiento, puede acarrear serios problemas.  

Muchas veces no es culpa de nadie, el comercial considera que su cliente le ha entendido y éste último no es consciente de las posibles implicaciones que tiene lo que le acaba de explicar. No se trata de letra pequeña, en el sector asegurador cada vez existe menos, ya que la Ley es muy rigurosa con la transparencia que han de tener las compañías en este sentido y les exige que su información sea lo más clara posible.

Solicita a tu comercial que te proporcione las condiciones generales de los productos que te está vendiendo. Tómate unos momentos para leer y entender lo que lees. Si no te queda claro algún concepto, pregúntale, que te lo explique hasta que te quede claro.

En la salud es fundamental entender algunos conceptos básicos referentes a lo que estás contratando, y más aún si estás pensando en cambiarte de compañía aseguradora. Hoy te presentamos 2 de ellos: Periodo de Carencia y Preexistencias.

Período de carencia:

Es el intervalo de tiempo, contando a partir de la fecha de efecto del seguro, durante el cual no son efectivas algunas de las coberturas incluidas dentro de las garantías de la póliza.”

Es decir, el periodo de tiempo durante el cual no puedes hacer uso de determinados servicios. ¿Por qué se establecen estos tiempos? Las compañías suelen establecer este tiempo para evitar que una persona contrate el seguro para cubrir una necesidad médica urgente y luego finalizar el contrato o darse de baja, una vez cubierta su urgencia. Recordemos que un seguro de salud no es un servicio de atención sanitaria, sino que es un contrato que tienes con una compañía aseguradora para que te cubra una posible contingencia, es decir, una posible enfermedad o accidente.

Por este motivo, un seguro de salud no te dará cobertura si tienes una enfermedad anterior a la contratación. Lo que nos lleva a la siguiente definición.

Preexistencias:

“Es aquella condición médica, alteración de la salud o trastorno orgánico, que existe con anterioridad a la fecha de la contratación o inclusión del Asegurado en la póliza y que normalmente es percibida por signos o síntomas, independientemente de que exista un diagnóstico médico y no siendo necesariamente patológico (por ejemplo embarazo).”

En el cuestionario de salud, la compañía solicita al asegurado la información que considera oportuna sobre su estado de salud. Recuerda que la compañía tiene derecho a solicitar un informe médico sobre tu estado de salud si sospecha que no has sido sincero en tus respuestas, o si solicitas una prestación relacionada con una enfermedad que has adquirido antes de la contratación.

¿Qué puede pasar si tienes una preexistencia? Que depende de la enfermedad que sea, o no te aseguran, o aceptan asegurarte pero te excluyen de la cobertura todo aquello que esté relacionado con tu dolencia. Todo esto obviamente previo a la contratación. Es decir, antes de que des tu consentimiento o firmes ningún contrato, la compañía debe informarte de las exclusiones que tendrías. Luego tu decides si deseas continuar o no con la contratación.

Sobre todo si vas a cambiar de compañía cerciórate de que tendrás las mismas prestaciones. A veces, dependiendo del caso, es mejor quedarse en la compañía en la que estás.

Evita sorpresas desagradables. Infórmate con nosotros y te explicamos todo lo que quieras saber

 


ARTÍCULOS RELACIONADOS QUE TE PUEDEN INTERESAR

 

7 MOTIVOS PARA CONTRATAR UN SEGURO DE SALUD

Nunca piensas que te va a tocar a ti, pero cuando te toca, o bien agradeces estar protegido o hubieras deseado haber sido más previsor. Un seguro de salud lo has de contratar cuando estás sano para poder beneficiarte de él cuando realmente lo necesites. Leer más

 

CONSEJOS PARA APUNTAR A TU BEBÉ AL SEGURO DE SALUD

Que no te coja desprevenid@. Cuando tienes un hijo estás un poco perdido en cuanto a trámites y gestiones a realizar. Con los nervios del momento muchas veces surgen los problemas por malos entendidos, o por no informarte a tiempo. Leer más

 

Suscríbete al blog


Categorías

Todas

Alimentación

Deporte

Familia

Salud

Seguros